¿QUÉ PERSONAJES ILUSTRES SIRVIERON EN LA POLICÍA NACIONAL DEL PERÚ? – ALIPIO PONCE VÁSQUEZ

0
3843

Perú y Ecuador son dos países que han sostenido muchas diferencias durante un período prolongado, siendo recién en el año 1998 cuando se llegó a firmar la paz mediante el Acta de Brasilia en el mes de octubre.

Los problemas con Ecuador, en todas sus ocasiones, se suscitaron debido a la no aclaración de los límites territoriales de ambos países. Como ya sabemos, en el Siglo XIX tuvieron lugar las declaraciones de independencia de los países en cuestión; ya que, ambos estaban sometidos bajo el dominio de la corona española. Ecuador pertenecía al Virreinato de Nueva Granada y nuestro país pertenecía al Virreinato del Perú.

Una vez declarada la independencia de estos países, la delimitación fronteriza se llevó a cabo mediante el principio de Uti Possidetis Iuris. Este principio señalaba que los países independizados poseerían el territorio en que tuvieron lugar durante el virreinato, al que pertenecieron durante el período de la conquista. El gran detalle es que, aun teniendo en cuenta el principio de Uti Possidetis Iuris, la existencia de la Real Cédula de 1802 evidenciaba que la Comandancia General de Maynas pertenecía al Virreinato del Perú.

La pertenencia de este sector territorial fue el punto de discusión, pues Ecuador declaraba que la Comandancia General de Maynas le pertenecía, debido a que la Audiencia de Quito en su momento poseía parte de ella. Perú siguió acogiéndose a lo dictado por la Real Cédula de 1802, en la que declaraba que este territorio ya había sido cedido al Perú, pero Ecuador no lo reconocía.

Ya en 1858 se había dado un enfrentamiento entre ambos países por la posesión de Tumbes, Jaén y Maynas; el cual, se extendió hasta 1860. Sin embargo, en el año 1941 las tensiones recrudecieron y dieron como resultado la conocida guerra de 1941.

Es en este conflicto en que surgió la figura de Alipio Ponce Vásquez, “El titán de Carcabón”. Ponce Vásquez se gana este apelativo debido a su valerosa participación en la toma del puesto ecuatoriano de Carcabón.

El teniente Ponce recibió la misión de tomar el puesto Carcabón; por lo cual, procedió a aproximarse hacia él con la convicción de alcanzarlo pese a las circunstancias. Ya siendo las 1800 horas del 25 de julio, con poca luz disponible para su aproximación, el comando de la fuerza dispuso que Ponce se replegara; puesto que, el terreno era de complicado acceso y no había iluminación. La orden de repliegue se dio, pero no llegó a oídos de Ponce de inmediato, quien en su mente no tenía otra cosa que llegar a su objetivo y tomarlo.

La orden llegó cuando Ponce ya tenía lista toda la fuerza en disposición para el combate, dejando en él la opción de replegarse o continuar con la toma del objetivo. Ponce optó por tomar su objetivo por sorpresa. 

Después de una reñida lucha, siendo aproximadamente las 2200 horas, Ponce dio cuenta al comando de la fuerza que el objetivo había sido tomado, y que necesitaba refuerzos y una bandera para ser izada en el puesto.

Un día después de su exitosa tarea, el teniente Ponce Vásquez recibió la orden de tomar el puesto de Huabillos. Este puesto se ubicaba a 5 Km de Carcabón, así que inició el despliegue con su tropa y tomó el puesto exitosamente siendo aproximadamente las 1735 horas del día 26 de julio. En esta ocasión tomó como trofeo una bandera ecuatoriana abandonada en dicho puesto.

Al conocer la información del posible despliegue de tropas ecuatorianas que representaban peligro, el comando organizó la fuerza de reconocimiento que lo constatara. El teniente Ponce fue incluido en la patrulla que estaba al mando del capitán del Ejército Alfredo Novoa Cava, partiendo con el objetivo de observar la actividad enemiga en la parte alta del río Jubones, entre Girón y Santa Isabel. Sin embargo, a la altura de la meseta de Porotillo, la patrulla peruana fue emboscada por fuerzas ecuatorianas mayores en número. El teniente Ponce fue asesinado en esa emboscada.

Este acto, que tuvo lugar el día 11 de setiembre de 1941, significó el sacrificio de Alipio Ponce Vásquez, quien inscribió su nombre en la mansión de los héroes con actos de valentía y honor. Fue ascendido, póstumamente, al grado de capitán, siendo ahora considerado mártir de la Policía Nacional del Perú y héroe nacional.

Para más datos interesantes, no te pierdas los artículos que iremos publicando en el blog de la Academia Pre Policial GUIDE.

ALIPIO PONCE VÁSQUEZ FUE A PELEAR CON LA CONVICCIÓN DE VENCER O MORIR. ÉL PIDIÓ VOLUNTARIAMENTE SER INCLUIDO EN LA PATRULLA DE RECONOCIMIENTO AL MANDO DEL CAPITÁN NOVOA CAVA, PATRULLA EN LA QUE OFRENDÓ SU VIDA. SUS ACTOS SON DIGNOS DE ADMIRAR Y SU CORAJE DIGNO DE IMITAR.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí